Tratamiento de la fiebre de Lassa en Nigeria: lo que necesita saber
Inicio / infección / Tratamiento de la fiebre de Lassa en Nigeria: lo que necesita saber

Tratamiento de la fiebre de Lassa en Nigeria: lo que necesita saber

La fiebre de Lassa es una enfermedad bastante común en los países de África occidental. Es un tipo de fiebre hemorrágica viral, causada por un tipo de virus que puede causar sangrado incontrolado. La mayoría de las personas afectadas por la fiebre de Lassa tendrán síntomas leves como fiebre, dolores de cabeza y fatiga, pero alrededor del 20% de las personas afectadas enferman gravemente. Las mujeres embarazadas afectadas tienen un riesgo especialmente alto de sufrir un aborto espontáneo y otras complicaciones graves. La enfermedad se transmite a través de los excrementos y la orina de ratas infectadas. También se puede transmitir por contacto con los fluidos corporales de las personas afectadas. Cada año se notifican entre 100 y 300 casos en los países de África occidental; No se han reportado casos en otras áreas del mundo.

Tratamiento de la fiebre de Lassa en Nigeria: lo que necesita saber
Cortesía de la imagen: El Instituto Jenner

¿Qué causa la fiebre de Lassa?

El agente causante de la enfermedad es el virus de la fiebre de Lassa. El agente es transportado por ratas multimamíferas, que se encuentran en países de África occidental. El virus puede provocar daños en los vasos sanguíneos y afectar la capacidad de coagulación del individuo, provocando hemorragias incontroladas. Una persona puede contraer fiebre de Lassa después de ingerir alimentos o entrar en contacto con superficies que han sido contaminadas por excrementos u orina de ratas infectadas. Una persona también puede contraer la enfermedad por contacto con los fluidos corporales de personas infectadas con el virus de la fiebre de Lassa. Esto incluye relaciones sexuales, exposición a la orina, heces o sangre de una persona infectada.

El virus puede permanecer en la orina de un animal o una persona afectada durante un tiempo después de haber sido infectado con el virus de la fiebre de Lassa. El virus también puede propagarse en los centros de salud, especialmente si no existen buenas prácticas sanitarias, faltan equipos de protección personal o cuando no se utilizan.

Tratamiento de la fiebre de Lassa en Nigeria: lo que necesita saber: infografía
Cortesía de la imagen: Organización Mundial de la Salud (OMS)

¿Cuáles son los factores de riesgo de la fiebre de Lassa?

Una persona corre riesgo de contraer la enfermedad si vive o viaja a áreas de África occidental donde es endémica o común. Estos países incluyen:

  • Benín
  • Nigeria
  • Guinea
  • Liberia
  • Mali
  • Sierra Leona

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

La mayoría de las personas, alrededor del 80%, con fiebre de Lassa presentan síntomas leves. Algunos de los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Cansancio

Una minoría, alrededor del 20%, presenta síntomas graves. Algunos de estos incluyen:

¿Cuáles son las complicaciones de la fiebre de Lassa?

Incluso en los casos leves de fiebre de Lassa, alrededor de un tercio de los afectados padecen una pérdida auditiva parcial o total, temporal o permanente. Las personas afectadas por la forma grave de la enfermedad pueden tener complicaciones potencialmente mortales. Algunos de estos incluyen:

  • Derrame pleural
  • Lesión renal aguda que conduce a insuficiencia renal repentina
  • Pericarditis
  • Encefalopatía
  • Sepsis
  • Plaquetas bajas que pueden causar sangrado incontrolado.
  • Infección e inflamación de algunos órganos como el hígado.
  • Pérdida del embarazo
  • El síndrome de dificultad respiratoria aguda
  • Coagulación intravascular diseminada (CID)

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

A falta de pruebas de laboratorio, la fiebre de Lassa es difícil de diferenciar de otras infecciones comunes en África occidental. La confirmación requiere laboratorios especializados y precauciones especiales para el manejo de las muestras.

  • Las pruebas de laboratorio incluyen ensayos serológicos inmunoabsorbentes ligados a enzimas (ELISA) para los anticuerpos IgM e IgG de Lassa y el antígeno de Lassa. Para una prueba definitiva, el virus se puede cultivar en aproximadamente 7 a 10 días. También está disponible un ensayo de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR), pero se limita a la investigación.
  • Las tinciones de inmunohistoquímica en muestras de tejido también se pueden utilizar para realizar un diagnóstico post mortem.

¿Cuál es el tratamiento para la fiebre de Lassa?

La ribavirina, un medicamento antiviral, se usa con frecuencia para tratar la fiebre de Lassa. Dependiendo de la condición del paciente, el proveedor también administrará tratamientos sintomáticos. Algunos de los tratamientos incluyen:

  • Diálisis por daño renal
  • Oxígeno suplementario para ayudar al individuo a respirar.
  • Líquidos intravenosos, medicamentos o suplementos para corregir los desequilibrios electrolíticos.

Las personas embarazadas necesitan atención especial cuando contraen la enfermedad. La mayoría de las veces, el feto no puede sobrevivir a la infección. El proveedor de atención médica controlará a la paciente para detectar cualquier signo de aborto espontáneo. Tendrán que extirpar cualquier tejido fetal lo antes posible si se produce un aborto espontáneo. Esto aumentará las posibilidades de que el paciente se recupere de la enfermedad. Además, dependiendo de qué tan avanzado esté el embarazo y de la salud de la paciente y del feto, los médicos pueden mejorar las posibilidades de supervivencia de ambos.

¿Se puede prevenir la afección?

Tratamiento de la fiebre de Lassa en Nigeria: lo que necesita saber: prevención
Cortesía de la imagen: todaAfrica.com

Una persona puede reducir el riesgo de contraer fiebre de Lassa manteniendo su espacio vital libre de roedores y protegiéndose cuando está cerca de una persona infectada. Las cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo incluyen:

  • Se debe evitar el contacto con roedores, especialmente en zonas donde la fiebre de Lassa es común. Mantenga sus espacios habitables limpios e higiénicos, y guarde los alimentos en recipientes cerrados para mantener alejadas a las ratas y otras plagas.
  • Use cubiertas protectoras cuando atienda a alguien que tiene o podría tener fiebre de Lassa. Esto incluye mascarilla, guantes, batas, gafas antivaho y botas. Es vital que un proveedor de atención médica le informe sobre las precauciones que debe tomar.
  • Si una persona está infectada con el virus Lassa, debe aislarse de los demás para evitar su propagación.

¿Qué se puede esperar si una persona tiene fiebre de Lassa?

Para evitar infectarse, los proveedores de atención médica y otras personas que atienden al paciente deberán tomar precauciones si una persona tiene fiebre de Lassa. Esto incluirá usar equipo y ropa de protección y aislar al paciente de los demás. Las mujeres embarazadas necesitarían recibir antivirales inmediatamente; su salud también será vigilada de cerca. La mayoría de los casos de La fiebre de Lassa son leves y el paciente afectado generalmente se recupera en aproximadamente una semana. Aproximadamente la mitad de las personas con pérdida auditiva suelen recuperar la audición en unas pocas semanas. Dado que la mayoría de las personas padecen la forma leve de la enfermedad, la tasa de supervivencia es buena. La tasa de mortalidad depende de la gravedad de la enfermedad de la persona.

La información proporcionada en este blog tiene fines educativos únicamente y no debe considerarse como consejo médico. No pretende reemplazar la consulta, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Consulte siempre con un proveedor de atención médica calificado antes de tomar cualquier decisión sobre su salud. Lee mas