Sangrado Gastrointestinal Crónico

Inicio / Sangrado Gastrointestinal Crónico

Por lo general, el sangrado gastrointestinal (GI) puede ocurrir en el tracto gastrointestinal superior o, a veces, en el inferior. Las causas de ello son las siguientes: Más información

Los mejores médicos para tratamientos de hemorragia gastrointestinal crónica

Los mejores hospitales para tratamientos de hemorragia gastrointestinal crónica

Sangrado Gastrointestinal Crónico

¿Qué es el sangrado gastrointestinal?

El tracto digestivo o gastrointestinal humano incluye el esófago, el estómago, el intestino delgado y grueso, el recto y el ano. El sangrado de cualquiera de estas áreas puede provocar una hemorragia gastrointestinal grave. Si se produce sangrado en el esófago, el estómago o el duodeno, se considera sangrado gastrointestinal (GI) superior. Mientras que el sangrado del resto del intestino delgado, el intestino grueso, el recto y el ano es un sangrado gastrointestinal inferior. La cantidad de sangrado varía de persona a persona y depende de la condición del paciente. Puede ser leve o grave. 

Sangrado Gastrointestinal Crónico
Imagen cortesía: kayawell

Causas

causas de sangrado gastrointestinal cronico
Imagen cortesía: medina

Por lo general, el sangrado gastrointestinal (GI) puede ocurrir en el tracto gastrointestinal superior o, a veces, en el inferior. Las causas de ello son las siguientes:

El sangrado GI superior causa:

  • Úlcera péptica: La causa más común de sangrado gastrointestinal en el área superior es la úlcera péptica. Estas úlceras son llagas que se desarrollan en el revestimiento del estómago y en la parte superior del intestino delgado. El ácido en el estómago proviene de bacterias o del uso de medicamentos antiinflamatorios, y el revestimiento del estómago está dañado. Conduce a la formación de llagas.
  • El revestimiento del tubo que conecta la garganta con el esófago se desgarra
  • Venas agrandadas o a veces anormales en las várices esofágicas
  • Esofagitis

El sangrado gastrointestinal inferior causa:

Síntomas

El sangrado gastrointestinal crónico puede ser oculto o manifiesto y, por lo general, depende de la ubicación del sangrado. Los síntomas de sangrado manifiesto o sangrado gastrointestinal (GI) crónico son los siguientes:

  • Vómitos de sangre que se ven rojos o, a veces, de color marrón oscuro. Se asemeja a emesis de café molido en textura
  • Heces negras alquitranadas (sangre roja brillante en las heces/sangre en las heces)
  • Sangrado rectal que generalmente se ve en las heces.

Los síntomas del sangrado oculto son los siguientes:

  • Mareo
  • Dificultad para respirar
  • Desmayo
  • Dolor de pecho
  • El dolor abdominal

Síntomas de un shock, especialmente cuando el sangrado comienza y progresa rápidamente, el paciente casi podría entrar en shock. Los signos de hemorragia interna son los siguientes:

  • Baja la presión arterial
  • Orinar en pequeñas cantidades o no orinar en absoluto
  • Pulso rápido
  • Inconsciencia

¿Cómo se diagnostica y trata el sangrado gastrointestinal crónico?

El sangrado gastrointestinal crónico generalmente implica los siguientes procedimientos de diagnóstico y tratamiento:

Antes del tratamiento

Previo al tratamiento, las pruebas diagnósticas incluyen:

  • Examen físico e historial médico– Para diagnosticar el sangrado gastrointestinal, el médico examinará al paciente minuciosamente y revisará y registrará el historial médico del paciente. Incluyen el historial de sangrado en el pasado, el historial de medicamentos tomados diariamente, hábitos de estilo de vida, etc.
  •  Investigaciones de laboratorio– Para confirmar la enfermedad, el médico recomendará al paciente que se someta a un par de pruebas, que incluyen un hemograma completo, prueba de función hepática, tiempo de sangrado y tiempo de coagulación y recuento de plaquetas.
  • Exploración nuclear de glóbulos rojos– Durante este examen, el médico inyecta un marcador radiactivo inofensivo en el cuerpo del paciente para rastrear los glóbulos rojos. 
  • Prueba de heces- Esta prueba nos ayuda a determinar la causa del sangrado oculto.
  • lavado nasogástrico- Durante esta prueba, se pasa un tubo delgado desde la nariz hasta el estómago para extraer el contenido del estómago. Esta prueba nos ayudará a determinar el origen del sangrado.
  • Endoscopia superior– Durante este procedimiento, se insertan un tubo delgado y flexible y una cámara en la parte superior del tracto digestivo para encontrar la ubicación exacta del sangrado.
  • Cápsula endoscópica 
  • Colonoscopia– Nos ayuda a examinar el intestino grueso y el recto.
  • Sigmoidoscopia flexible– Nos ayuda a examinar la última parte del intestino grueso y el recto.
  • Angiografía– Durante este procedimiento, se inyecta un medio de contraste en una arteria y se toman una serie de radiografías para encontrar los vasos sanguíneos sangrantes y tratarlos. 
  • Exploraciones de investigación- Incluyen ecografía y tomografía computarizada del abdomen. 
  • Biopsia– Durante este examen, se toma una pequeña muestra del área sangrante y luego se envía para estudio patológico. Este estudio nos ayuda a confirmar y diagnosticar el cáncer.

Durante el Tratamiento: 

Los pacientes con hemorragia gastrointestinal crónica leve generalmente no requieren ningún tratamiento. En la mayoría de los casos, se cura por sí solo adoptando un estilo de vida saludable y siguiendo una dieta estricta. Mientras que en algunos casos, los pacientes pueden ser tratados con las siguientes opciones.

  • Medicamentos: inicialmente, se recomendará a los pacientes diagnosticados con hemorragia digestiva alta que tomen IBP (inhibidores de la bomba de protones). Ayuda a suprimir la producción de ácido en el estómago. El médico podría recomendar una transfusión de sangre y líquidos para los pacientes que sufrieron una hemorragia grave y se les diagnosticó anemia debido a una hemorragia GI. 
  • La cirugía: En casos severos, el médico puede aconsejar al paciente que se someta a procedimientos invasivos y no invasivos para detener el sangrado. Incluyen:

a) Endoscopia 

b) Colonoscopia

c) Laparoscopia

Durante estos procedimientos, se introduce un tubo delgado y una cámara en el tracto gastrointestinal para encontrar la causa y la ubicación del sangrado. El médico puede inyectar medicamentos en el lugar del sangrado para sellar el área sangrante, usar un clip o globo, o crioterapia para detener el sangrado, extirpar el pólipo, etc.

Pronóstico, postratamiento y recuperación:

  • Los medicamentos anticoagulantes que incluyen aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos deberán suspenderse.
  • El médico le preguntará acerca de los chequeos regulares que incluyen análisis de sangre, así como otras pruebas, como pruebas de heces.
  • Aparte de eso, el médico le pedirá al paciente que limite el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • La recuperación de un paciente con problemas gastrointestinales crónicos suele llevar algún tiempo.
  • Evitar el consumo de alcohol y fumar

¿Cuáles son las complicaciones asociadas con el sangrado gastrointestinal crónico?

Algunas de las complicaciones del sangrado gastrointestinal crónico en las heces son las siguientes:

  • Anemia
  • Dificultad respiratoria
  • Infección
  • Ataque al corazón
  • Choque
  • Muerte 

Preguntas Frecuentes

¿Cómo suele ser la sangre en las heces?

La sangre en las heces se ve como vetas de color rojo brillante, o podría verse como sangre mezclada con ellas. La sangre en las heces es muy oscura y alquitranada. A veces, el paciente puede incluso tener sangre en las heces que no es visible. 

¿Qué significa generalmente el taburete negro?

Las heces negras alquitranadas generalmente indican que el paciente tiene lesiones en el tracto gastrointestinal superior o, en ciertos casos, indica sangrado.

¿Qué es melena?

Por lo general, la melena es una materia fecal negra y alquitranada que ocurre como resultado de una hemorragia digestiva alta o gastrointestinal.

¿Cuáles son algunos trastornos de problemas gastrointestinales crónicos?

Estreñimiento, hemorroides, y el síndrome del intestino irritable son algunos trastornos de problemas gastrointestinales.

¿Cuál es el uso de Pepto Bismol para problemas de heces negras?

Por lo general, se usa para tratar la diarrea y los síntomas asociados con la indigestión.

¿Se puede prevenir el sangrado gastrointestinal?

El sangrado gastrointestinal se puede prevenir siguiendo estas medidas:
a) Limitar o evitar el consumo de alcohol
b) Limitar el uso de medicamentos AINE
c) dejar de fumar
d) Mantener un estilo de vida saludable
e) Evitar los alimentos que desencadenan la causa
f) Llevar una dieta alta en fibra 
g) Comprobar si hay infecciones como H. pylori.
h) Tener un seguimiento regular con el médico.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el sangrado gastrointestinal?

Los factores de riesgo del sangrado gastrointestinal son:
a) Pacientes que están en anticoagulantes
b) Uso excesivo de medicamentos AINE
c) Abuso alcohólico
d) Trastornos de la alimentación, vómitos en exceso
e) Lesión traumática

¿Es peligroso el sangrado gastrointestinal?

La intensidad del sangrado gastrointestinal varía de leve a grave. Si se diagnostica y trata a tiempo, el sangrado gastrointestinal tiene un buen pronóstico. Mientras que si no se trata, puede provocar condiciones potencialmente mortales, incluida la muerte.

¿Cuáles son los tipos de sangrado gastrointestinal?

Incluyen:
a) Agudo: se observa sangrado repentino e intenso.
b) Crónica: la hemorragia gastrointestinal persiste durante un período prolongado (intermitente y intermitente).
c) El sangrado oculto no es evidente ya que es microscópico. Los signos de pérdida de sangre solo pueden revelarse a través de investigaciones de laboratorio.
d) Se observan signos claramente visibles de hemorragia GI, que incluyen sangre en el vómito y heces negras alquitranadas (melena).
e) Oscura: cuando el procedimiento de endoscopia estándar no revela una fuente de sangrado GI.

¿Cuál es el pronóstico del sangrado gastrointestinal?

El diagnóstico temprano y el tratamiento temprano del sangrado gastrointestinal tienen un buen pronóstico. La mayoría de los pacientes se recuperan completamente. El paciente puede requerir algunas semanas o meses para recuperarse por completo. Llevar un estilo de vida saludable y comer sano puede resultar en menos posibilidades de recurrencia del sangrado gastrointestinal.