Espondilitis

Inicio / Espondilitis

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria que, con el tiempo, puede hacer que algunos de los huesos pequeños de la columna vertebral (vértebras) se fusionen. Esta fusión hace que la columna vertebral sea menos flexible y puede resultar en un encorvamiento... Más información

Los mejores médicos para tratamientos de espondilitis

Los mejores hospitales para tratamientos de espondilitis

Espondilitis

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria que, con el tiempo, puede hacer que algunos de los huesos pequeños de la columna vertebral (vértebras) se fusionen. Esta fusión hace que la columna vertebral sea menos flexible y puede resultar en una postura encorvada hacia adelante. Si las costillas se ven afectadas, puede ser difícil respirar profundamente.

La espondilitis anquilosante afecta a los hombres con más frecuencia que a las mujeres. Los signos y síntomas suelen comenzar en la edad adulta temprana. La inflamación también puede ocurrir en otras partes de su cuerpo más comúnmente, sus ojos.

No existe una cura para la espondilitis anquilosante, pero los tratamientos pueden disminuir los síntomas y posiblemente retrasar la progresión de la enfermedad.

Síntomas

Los primeros signos y síntomas de la espondilitis anquilosante pueden incluir dolor y rigidez en la parte inferior de la espalda y las caderas, especialmente por la mañana y después de períodos de inactividad. El dolor de cuello y la fatiga también son comunes. Con el tiempo, los síntomas pueden empeorar, mejorar o detenerse en intervalos irregulares.

Las zonas más comúnmente afectadas son:

• La articulación entre la base de la columna vertebral y la pelvis
• Las vértebras de la parte baja de la espalda

• Los lugares donde los tendones y ligamentos se unen a los huesos, principalmente en la columna, pero a veces en la parte posterior del talón
• El cartílago entre el esternón y las costillas
• Las articulaciones de la cadera y los hombros

Causas

La espondilitis anquilosante no tiene una causa específica conocida, aunque los factores genéticos parecen estar involucrados. En particular, las personas que tienen un gen llamado HLA-B27 tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar espondilitis anquilosante. Sin embargo, solo algunas personas con el gen desarrollan la afección.

Preguntas Frecuentes

no disponible actualmente