¿Por qué es necesaria la cirugía de injerto de derivación aortoilíaca y aortofemoral?
Inicio / ¿Por qué es necesaria la cirugía de injerto de derivación aortoilíaca y aortofemoral?

¿Por qué es necesaria la cirugía de injerto de derivación aortoilíaca y aortofemoral?

[lwptoc]

Enfermedad oclusiva aortoilíaca

La enfermedad oclusiva aortoilíaca también se conoce como síndrome de Leriche. Es una enfermedad de la arteria central en la que la aorta abdominal se obstruye durante su evolución hacia las arterias ilíacas. 

Signos y síntomas de la enfermedad oclusiva aortoilíaca son pulsos femorales reducidos, claudicación de muslos y glúteos, dificultad para respirar, mareos, náuseas, sudoración y disfunción eréctil. Se realizan pruebas físicas primarias para comprobar los pulsos femorales débiles. La angiografía por sustracción digital se usa a menudo para verificar el tratamiento endovascular y el diagnóstico en el mismo ensayo. Se emplea el escaneo dúplex a color para verificar el diagnóstico. La naturaleza de los obstáculos se determina utilizando MRA y CTA multidetector. 

Angiografía femoral aortoilíaca 

La imagen angiográfica de la aortoilíaca involucra la arteria ilíaca externa, la arteria ilíaca común, la arteria ilíaca interna, la arteria circunfleja profunda, la arteria femoral común, la rama lumbar, la aorta abdominal, las arterias glúteas inferior y superior, la arteria sacra mediana y la arteria mesentérica inferior. 

¿Qué es el bypass aortoilíaco y aortofemoral? 

En esta cirugía, los injertos sintéticos se colocan cerca de un punto donde se obstruyen los vasos sanguíneos. Estos injertos o tubos se colocan en las arterias femorales y la aorta para permitir el flujo de sangre alrededor de la obstrucción. La aorta es responsable de hacer circular la sangre a los órganos del cuerpo. Esta arteria se bifurca en dos arterias ilíacas y luego, cerca de la ingle, las arterias ilíacas se transforman en arterias femorales. 

¿Por qué es necesaria la cirugía de injerto de derivación aortoilíaca y aortofemoral?

Es necesario para complementar el flujo de sangre desde la parte inferior a la superior del cuerpo a través de las arterias femorales, las arterias ilíacas y la aorta. El injerto de derivación aortofemoral se usa para tratar la aterosclerosis que causa placas a lo largo del revestimiento de los vasos sanguíneos. Como resultado de esta obstrucción, los tejidos no pueden recibir suficiente oxígeno, lo que gradualmente resulta en daño a los nervios, piernas o pies fríos, dolor en las piernas, cicatrización retardada, enrojecimiento en el área, picazón y úlceras. Los injertos de derivación aortoilíaca y aortofemoral ayudan a eliminar estos bloqueos. 

Preparación para la cirugía de injerto

Antes de la cirugía se realizan algunas pruebas físicas como análisis de sangre, ecografía, angiografía e índice tobillo-brazo. 

La ecografía se realiza para detectar vasos sanguíneos bloqueados. Se realiza mediante ondas sonoras que controlan el flujo de sangre en los vasos. La prueba de tobillo-brazo se realiza para verificar la presión arterial en las piernas y los brazos. Si la presión en las piernas es considerablemente más baja que en los brazos, significa un bloqueo en las arterias de las piernas. Junto con la angiografía regular, la angiografía por RM y TC se realizan comúnmente para inspeccionar el área exacta de la obstrucción. En la angiografía, el tinte se inyecta en el cuerpo para ver el punto de un obstáculo.

Procedimiento de tratamiento

Primero, se administra anestesia o anestesia local para adormecer el cuerpo o forzar al paciente a dormir para que no experimente ningún dolor. Se hace un corte pequeño o grande, dependiendo de la condición, para llegar al vaso sanguíneo bloqueado. A menudo, los órganos que se interponen en el camino se manipulan con cuidado. La sangre se inhibe de cada lado del vaso sanguíneo obstruido usando ganchos donde luego se coloca el injerto. Un lado se une a la aorta por encima de la obstrucción mientras que el otro lado se une a las arterias aortoilíacas por debajo de la obstrucción. Después de esto, se retiran los broches y los músculos se unen cuando se observa un flujo sanguíneo sin obstáculos. La incisión abdominal también se sutura por fin. 

Recuperación de cirugía de injerto de derivación aortoilíaca y aortofemoral

El paciente se mantiene durante al menos 2 días y hasta 7 días en el hospital después de la cirugía donde se controla su salud en la unidad de cuidados intensivos. A menudo se coloca un tubo en el cuerpo a través de las fosas nasales para ayudar en la ingesta de líquidos. El funcionamiento generalmente se altera después de la cirugía y los alimentos sólidos no son adecuados en este caso, ya que el estómago no puede digerir los alimentos durante algún tiempo. Este tubo suministra la dieta al estómago para regular su funcionamiento. Gradualmente, el paciente puede cambiar a su dieta normal. Se coloca un espirómetro para los pulmones para ayudar a prevenir la neumonía. Los medicamentos regulares se usan como suplementos para una recuperación completa y temprana. Para prevenir complicaciones o infecciones, no se debe tocar la incisión mientras se mantiene cubierta, se debe lavar las manos e instruir a los visitantes sobre lo mismo; se deben usar máscaras y guantes para evitar infecciones. 

Se espera que el paciente mantenga la higiene para reducir los riesgos de infección. Generalmente, 5-6 semanas de descanso son obligatorias para una recuperación adecuada y más rápida. Para recuperar la fuerza y ​​el funcionamiento normal se puede visitar a un terapeuta. Se espera dolor leve e hinchazón después de la cirugía, pero en caso de aumento del dolor, hinchazón extrema, pérdida de líquido del corte, náuseas, micción frecuente, sangre al orinar, enrojecimiento alrededor del área operada, dificultad para respirar, tos intensa y dolor en el pecho consulte su médico inmediatamente. Deben evitarse los alimentos con alto contenido de colesterol y grasas como la nata, la mantequilla, el queso, el helado, la leche entera, la carne, las yemas de huevo, los pasteles y los postres horneados para una recuperación más rápida.

Complicaciones del bypass aortofemoral

Aunque las complicaciones son raras en esta cirugía, algunas complicaciones potenciales son sangrado, daño a los nervios, cicatrización, infecciones, complicaciones debido a la anestesia y coágulos de sangre agudos. Abstenerse de beber y fumar: los problemas de salud como la diabetes, la obesidad y otras enfermedades del corazón deben informarse a su médico de antemano. 

Beneficios de la cirugía de injerto de derivación aortoilíaca y aortofemoral 

Entre muchos beneficios, el más importante es que tiene éxito casi el 80% de las veces. Las complicaciones son raras, dolor insignificante, corta estancia en el hospital después de la cirugía y de fácil acceso en los hospitales. 

Bypass axilofemoral

A veces, en lugar de la cirugía de injerto de derivación aortofemoral, se realiza una cirugía de derivación axilofemoral. Esta cirugía se usa para tratar la enfermedad oclusiva aortoilíaca en pacientes que no pueden curarse con una cirugía de derivación aortofemoral. En esta cirugía se realiza la disección de la arteria femoral para comprobar la enfermedad oclusiva. Inicialmente, se hacen tres incisiones para tunelizar el tubo en ellas. Cuando comienza la circulación en el tubo, forma una J a lo largo de la arteria. Este procedimiento tiene sus ventajas, como desde la anastomosis a la arteria femoral, proporciona una alta tasa de flujo sanguíneo, este procedimiento aumenta el ángulo de salida hacia adelante a través de las anastomosis, la cuarta anastomosis se previene con la ayuda de esta cirugía y cantidad de material protésico. se reduce 

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es el costo de la cirugía de injerto aortoilíaco y aortofemoral?

El costo de la cirugía de bypass oscila entre $5000 y $8000. Pero otras pruebas requeridas pueden sumar hasta $10,000, lo que lo convierte en un tratamiento costoso. 

¿Cuáles son los efectos secundarios de esta cirugía?

Los efectos secundarios incluyen infección en el injerto o herida, sangrado, riesgo de accidente cerebrovascular, disfunción sexual, dolor e hinchazón en piernas, pies o pantorrillas. Aunque no son comunes.

¿Cuánto tiempo se tarda en completar esta cirugía?

El procedimiento quirúrgico suele durar de 3 a 5 horas, pero la recuperación en sí tarda de 3 a 4 horas. Puede quedarse toda la noche antes de la cirugía. Todo esto combinado con la preparación puede llevar varias horas. 

¿Cómo prepararse para la cirugía de injerto aortoilíaco y aortofemoral?

El paciente debe estar acompañado por alguien, todos los medicamentos deben suspenderse al menos una semana antes de la cirugía, no comer ni beber nada durante 10 horas antes de la cirugía y debe traer artículos de primera necesidad, ya que el paciente puede necesitar permanecer algún tiempo en el hospital.

¿Es dolorosa esta cirugía?

La cirugía no es dolorosa ya que se administra anestesia de antemano para que no haya dolor ni molestias. Después de la cirugía, puede haber un ligero dolor en el área operada durante algún tiempo.

La información proporcionada en este blog tiene fines educativos únicamente y no debe considerarse como consejo médico. No pretende reemplazar la consulta, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Consulte siempre con un proveedor de atención médica calificado antes de tomar cualquier decisión sobre su salud. Lee mas